Santuario de Rodanas

Núcleo que en el año 2005 contaba con un único habitante.
El santuario en sí se ubica a poco más de 15 kilómetros de Épila y consta de un conjunto de edificaciones entre las que destacan la iglesia, la hospedería y algunas viviendas. En el siglo XVI ya se documenta la existencia de la ermita. Más tarde se construyen nuevas edificaciones, como hospederías, que irán ampliando el conjunto durante los siglos XVII y XVIII. A pesar de sufrir un incendio durante la Guerra de la Independencia, el conjunto ha llegado hasta nosotros bien conservado. Destaca la bella imagen de la Virgen, del siglo XVI, esculpida en alabastro, que, según la leyenda, se apareció a un pastor.
En el santuario encontramos zonas de recreo, un bar-comedor y el entorno de los montes de Rodanas, ideales para realizar excursiones.
Destacan localidades próximas a las que podemos acercarnos para ampliar nuestro conocimiento de la comarca, por ejemplo: Lumpiaque y Rueda de Jalón, al norte; y Salillas, Lucena, Calatorao, Riclay la capital, La Almunia de Doña Godina, al sur.